Hoy he estado en un tribunal de tesis evaluando el trabajo titulado “Entendiendo la experiencia de ver un filme: ocio, significados y emociones” de la doctoranda Ana G. Hernández López, y cuyo director ha sido el profesor Jordi López Sintas de la Universitat Autònoma de Barcelona. Destaco esta tesis por tres motivos:

  • La doctoranda ha realizado una investigación basándose en el interaccionismo simbólico, la fenología descriptiva y la fenología social. Una buena oportunidad para ver las diferencias entre ellas a partir de datos reales.
  • Es la primera tesis que evalúo en donde se utiliza principalmente métodos basadas en datos cualitativos. Me ha permitido evaluar la tesis doctoral desde una nueva perspectiva
  • Es la primera tesis que evalúo estructurada en tres artículos/estudios científicos. Según mi opinión, el futuro de cualquier tesis doctoral.


2013_uab_thesis

El propósito de esta investigación es describir la complejidad de la experiencia de ver un filme desde la perspectiva del individuo. Para hacer esta tarea, la doctoranda hizo una investigación dentro de la tradición interpretativa formada por tres estudios basados en las narraciones de un grupo de individuos, donde desarrollamos tres aspectos fundamentales que le ayudan a comprender mejor la experiencia de ver filmes: como experiencia individual en la sala de cine, como productora de significados en diferentes contextos tecnológicos y como experiencia social que los individuos aprenden a sentir las emociones adecuadas.

Los resultados del primer estudio, sugieren que la experiencia de ver un filme cuando tiene lugar en la sala de cine es interpretada como una actividad de ocio, mientras que en el hogar es percibida como una actividad recreativa y recuperativa. Esto se debe a las propiedades simbólicas de los espacios que son atribuidas por los individuos, con lo cual la experiencia en la sala de cine y la experiencia en el hogar producen significados distintos. Dicho de otro modo, los significados de la experiencia viendo filmes, como prácticas de ocio, dependen y varían según el contexto donde tienen lugar.

En el segundo estudio la doctoranda describe las dimensiones de la experiencia individual en la sala de cine. Encuentra lo que llaman los individuos como “la magia del cine”, se crea gracias a que durante la experiencia el individuo percibe que se desconecta de su rutina, se transporta en el tiempo, a través de un viaje emocional que se coproduce con otros individuos y crea significados compartidos. Igualmente, ver un filme en la sala de cine es una experiencia social que es interpretada de acuerdo al contexto sociocultural donde ocurre.

Por último, en los resultados del tercer estudio, la doctoranda proporciona una estructura fenomenolágica sobre cómo tiene lugar la construcción social de las emociones viendo filmes, la cual está constituida por procesos de orden temporal, social e interaccional, donde se aprenden las emociones, se producen las emociones, se coproducen significados y emociones, se comparten emociones y se producen emociones en función de la posición social del individuo. De este modo, el individuo puede responder emocionalmente a los filmes y disfrutar de su experiencia.