Uno de los productos más populares y conocidos dentro de la comunidad académica son los gestores de referencias bibliográficas. Son programas o herramientas que facilitan el almacenamiento, organización y control de nuestras referencias bibliográficas. Más concretamente permiten crear, mantener, organizar, compartir y dar forma a las referencias bibliográficas de artículos de revista, libros u otro tipo de documentos a partir de distintas fuentes de información (bases de datos, revistas, páginas web, etc.). Además permiten crear citas en el texto y bibliografías en los documentos de trabajo con un formato normalizado (eg. APA style, MLA, y Vancouver). Actualmente, la mayoría de gestores de referencia son capaces de interactuar con los editores de textos más populares así como con editores específicos para la redacción de documentos científicos (eg. Mellel).

El uso de los gestores de referencia suponen un gran ahorro de tiempo porque facilitan el manejo de grandes cantidades de referencias de una manera eficaz y además permiten la inserción automática de citas y la aplicación de diferentes formatos bibliográficos para generar bibliografías. Las actualizaciones más recientes de la mayoría de gestores de referencia permiten el trabajo colaborativo entre investigadores al mismo tiempo.

Podemos clasificar los gestores de referencia en tres tipos:

  • Gestores de referencia de escritorio, que se caracterizan por ser aplicaciones informáticas instaladas en nuestros ordenadores. Ejemplos: Bookends, Endnote, y BibTex.
  • Gestores de referencia web, que se caracterizan por acceder a ellas a través del navagador web. Ejemlos: Refworks, Endnote Web, y Zotero.
  • Gestores de referencia sociales, que se caracterizan por permitir la interacción entre los investigadores que forman un grupo de investigación o trabajo. Ejemplos: Mendeley, y CiteUlike.

En futuras entradas, iremos analizando los gestores de referencias bibliográficas más populares del mercado.